Como comunidad global, todos queremos erradicar la pobreza.

Mia Birdsong sugiere un gran lugar para empezar: Demos honor a las habilidades, impulso e iniciativa que la gente pobre pone en la lucha de todos los días. Nos pide que veamos otra vez a la gente en la pobreza: puede que estén en quiebra, pero no están quebrados.